Diego Carrión un maestro de la armonía orquestal

Redacción: Adriana Bermeo

Diego Fernando Carrión Granda es un músico y director de orquesta ecuatoriano con una amplia formación académica y experiencia en el campo de la música. Tiene 37 años, ha pasado por varias instituciones educativas tanto en Ecuador como en Rusia.

Diego comenzó su formación en la escuela La Dolorosa y La Salle, luego continuó en el colegio Bernardo Valdivieso. Su formación universitaria incluye tres licenciaturas: la primera en pedagogía instrumentista y especialidad de violín en la Universidad Técnica de Manabí, la segunda en Psicología Infantil y educación parvularia en la Universidad Nacional de Loja, y la tercera en dirección de obra y orquesta sinfónica en la Universidad estatal Rusa KOSYGIN.

Actualmente, está cursando su primer año de doctorado en Rusia después de completar su maestría. Como director de orquesta, Diego ha tenido una carrera prolífica que comenzó hace unos quince años, inicialmente recibiendo talleres y masterclass con el maestro Manuel. Ha trabajado en varias instituciones en Ecuador, incluyendo el conservatorio de Quito y la escuela «Julio María Matovelle» en Quinche. Su traslado a Rusia se produjo tras ganar una beca y comenzar a trabajar con el maestro Freddy Cadena. Posteriormente, completó su licenciatura en la Universidad KOSYGIN.

Diego tiene un enfoque particular en su trabajo como director de orquesta, buscando dejar una marca propia en las interpretaciones musicales. Se destaca por su comunicación respetuosa y colaborativa con los músicos, alejándose del camino autoritario de antaño. Sus estrategias para interpretar las piezas musicales incluyen comprender el contexto histórico y emocional en el que fueron creadas. En cuanto a su proceso de ensayo, trabaja en secciones individuales y luego en grupo para abordar los pasajes más complejos. Destaca la importancia de la precisión técnica y la expresión emocional en la ejecución musical.

Diego también ha incursionado en la composición musical y ha alentado a otros compositores a través de concursos, lo que le ha permitido estrenar obras nuevas. Su mensaje para aquellos interesados en seguir una carrera en la música es que persigan sus sueños y no se conformen con un trabajo seguro si eso significa renunciar a sus pasiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *