Vamos por la Constituyente

En estos días se viene dialogando y dialogando sobre una consulta popular, para ello se argumentan una serie de posibles preguntas que se quieren plantear a la ciudadanía. Recordamos que esta debe estar enmarcada dentro de lo estipulado en el ámbito jurídico nacional.

La consulta popular es viable para ganar derechos, en caso que sean regresión de derechos no estamos de acuerdo; además el intentar o variar la estructura del estado es viable mediante la Asamblea Nacional Constituyente, es mejor ir hacia allá.

El desaparecer organismos dicho sea de paso es alterar la estructura del estado, muchos ciudadanos se preguntan si con la consulta ¿Se va a mejorar el sistema en el País? ¿Se va a mejorar la economía del País? En qué va a favorecer al pueblo, o es acaso un problema en las altas esferas de la política nacional a las que les interesa volver a maniobrar para sus intereses mezquinos.

Otro de los puntos de controversia, la reelección indefinida, nuevamente debemos auto consultarnos, si nos preocupa esta decisión que al final está en nuestras manos. El pueblo decide y si es de votar a uno u otro, el mandante elige sus autoridades las veces que sean necesarias, es decir no se corta la posibilidad que el pueblo reelija alguien o lo castigue en las urnas. O más bien esto les preocupa a los politiqueros que tienen miedo a una relección de un líder que haya cumplido con su pueblo.

Se habla tanto de eliminar el Quinto Poder, denominado Control de Participación Ciudadana y Control Social, con seguridad tampoco le preocupa al ciudadano; esto tampoco es de interés del pueblo, el pueblo ya se pronunció al aprobar la Constitución. El que desaparezca le conviene a quienes se reparten el poder y quieren cada uno tener sus “espacios”, al final retrocederíamos una década que ya habíamos avanzado.

Por todos estos motivos, para no tergiversar el sentir del pueblo, es mejor y de una vez por todas Vamos por la Constituyente, desde ahí quienes salgan electos plasmarán lo que sus mandantes hayan elegido. Estamos convencidos que es el mejor camino para salir de este debate, mientras los organismos trabajan en la propuesta pertinente, el gobierno nacional debe tomar su plan de trabajo e iniciar plasmando las ofertas que hicimos a los ecuatorianos y por lo que votaron la mayoría.

Vamos por la Constituyente y con seguridad daremos más derechos, con seguridad más beneficios para los ecuatorianos; sino es fácil recordar esa constitución neoliberal que regía en la patria y que fue realizada en un cuartel militar encerrados todos los que integraban la famosa aplanadora. Vamos por la Constituyente, el pueblo decidirá.