Utilizan la sangre menstrual como abono para plantas

Redacción: Zulay Torres

María Torres y Tatiana Jiménez, dos jóvenes activistas comprometidas con el medio ambiente, impulsan en Loja el uso de la Copa Menstrual y utilizan la sangre como “abono” para plantas.

Manifiestan que es necesario que la mujer aprenda a no despreciar la sangre,  no avergonzarse; sino más bien, a tener armonía y no verla como un desperdicio. “Una menstruación consiente también en que a través del empoderamiento la mujer pueda conectarse con el medio ambiente y promover prácticas que sean sustentables ecológicamente”, adjunta María.

Nos comentan que para la mujer es común asociar su periodo menstrual a una etapa en la que se consideran enfermas, por ello han decido impartir talleres que ayuden a la mujer a empoderarse de su ciclo menstrual.

María señala que alrededor del mundo existen mujeres comprometidas con devolver un poco de lo que la naturaleza nos brinda y romper el consumismo al que la mujer se ve obligada  a realizar durante su etapa menstrual.

Cuando hablan de romper el consumismo revelan que la mujer menstrúa durante más o menos unos cuarenta años de su vida por lo que consumen una inmensidad de toallas higiénicas, tampones, entre otros, arrojando alrededor de 65 kilos de desperdicios al año que si lo multiplicamos por los cuarenta años, estarían arrojando alrededor de 260 toneladas de basura.

Las dos jóvenes usan una alternativa ecológica, que les gustaría de las demás mujeres también lo hagan. “Este producto no es muy conocido, ni comercializado por la industria farmacéutica porque económicamente no es sustentable” nos hablan de la copa menstrual, un producto creado por una mujer que reemplaza el uso de las toallas higiénicas.  “Una copa menstrual dura alrededor de ocho a diez años lo que significa que solo utilizaríamos de 4 a 5 copas menstruales a lo largo de nuestra vida”, puntualiza Tatiana.

Para ellas fue difícil conseguir este producto en el país porque son muy pocos quienes se animan a comercializarla, por ello y por su compromiso con el ambiente y con una menstruación consiente se ponen a disposición de quien quiera ser parte de estos talleres totalmente gratuitos, además están dispuestas a ayudar a las mujeres que desean adquirir el producto, para ello nos facilitan el siguiente correo electrónico  tati_bca@hotmail.com.

Algo novedoso es que también con la sangre de su ciclo menstrual, pues esta contiene propiedades y características similares a la medula ósea por lo que ayuda a que la planta se desarrolle de mejor manera, esta es su manera de devolver un poco de lo que la naturaleza les brinda diariamente.