UN MAQUILLAJE PARA LA CIUDAD

Las cosas no han cambiado los últimos 40 años en Loja, si nos referimos al modelo de ciudad. Podríamos decir con mucho pesar, que aún no lo tenemos, que las autoridades que toman decisiones basaron sus expectativas en el mejor de los casos en maquillar sus ofertas con engaños montados. El crecimiento de la ciudad está marcado en una simple ampliación del área urbana sin sustento técnico, está declarado urbano donde no hay servicios, solo con fines recaudatorios.

La entidad rectora del cantón se ha convertido en un ente burocrático abarrotado de personal que acompañaba al titular en campaña; ahora es una entidad mediática, en la que importa más gastar en publicidad que en obras; y, la prioridad de las obras está sustentada más en el que dirán, que en cubrir las más elementales necesidades ciudadanas; sin dejar de lado la cruda realidad: la distribución presupuestaria es alarmante entre la inversión y el gasto dispendioso. Pero intentan maquillarlo.

 

Existe un abismo que amplía cada día más las brechas entre el centro y los abandonados barrios aledaños, no se diga de los sectores un poco más alejados; existe un marcado desface entre lo que se destina al centro de la ciudad con relación al resto de la urbe y a las 13 parroquias rurales; lógico, carecen de planificación, no hay un crecimiento sostenible ni moderado, es desordenado y sobre todo desproporcionado. Esto seguirá pasando si dejamos el cantón en manos de quienes no tienen conciencia social, que creen que al ser elegidos les entregamos el mando para cumplir sus caprichos individuales; y se escudan en simples maquillajes.

 

Los tiempos modernos demandan cambios urgentes, en los que los dignatarios entiendan que son simples administradores temporales de lo público, y que lo público debe ser encaminado con la decisión mayoritaria de la gente, involucrando a todos los lojanos, tomando en cuenta sus apreciaciones, cubriendo sus necesidades, valorando sus aportes, considerando sus quejas, facilitando una verdadera fiscalización ciudadana; más allá del club de seguidores que le hacen creer que veneran a la autoridad de paso, pero que en el fondo sólo lo utilizan hasta beneficiarse.

pavevaldivieso@hotmail.com

error: Content is protected !!