Tradición y buen sabor de “San Joshe” licor artesanal de la ciudad de Loja.

Redacción: Andrea Pardo

Los nuevos emprendedores resaltan las costumbres y tradiciones de Loja, este es el caso de Licores San Joshe, una bebida hecha por lojanos, para lojanos.

Juan Carlos Briceño Matute, es el creador y propietario de licores San Joshe, la idea y el amor por hacer algo diferente, nació hace más de 20 años, produciendo un licor muy diferente al que realiza ahora, pero en ese entonces no hubo las condiciones ni el apoyo suficiente para surgir o crecer.

Durante este tiempo Juan Carlos dejó su sueño en el olvido dedicándose a otros trabajos en sectores públicos que al final se acabaron; es ahí donde toma la decisión más grande de su vida que fue emprender en lo que siempre le ha  gustado.

Hace dos años empieza a cumplir su sueño de elaborar Licor artesanal y da la casualidad que el primer día de producción, su Padre estaba de cumpleaños, él es un reconocido personaje de la ciudad,  tiene 95 años de edad y su apodo “San Joshe Briceño” ha sido destacado en revistas y cuentos de Loja; es por eso que toma la decisión de adoptar este apelativo para su bebida y así nace Licores San Joshe.

La idea de crear algo diferente empezó retomando las tradiciones de la provincia de Loja, por ello se pensó en crear sabores típicos pero con algunas derivaciones; como el licor de café que es muy habitual tomarlo en los cantones Olmedo y Chaguarpamba; los licores frutales de lima y de naranja que se lo conoce en Vilcabamba; el licor de horchata que era costumbre encontrarlo en las fiestas de Loja, especialmente en la Romería de la Virgen de El Cisne, así mismo la crema de café que es de un sabor derivado de lo que se llama aquí un aguado, que normalmente es aguardiente con leche y se lo toma en el cantón Gonzanamá.

La elaboración de este licor, consiste en tener un aguardiente de buena calidad, esta pequeña empresa ya cuenta con su propia destilería que les proporciona el alcohol ya en buen fermento, para luego ser purificado dos veces más, que da como resultado un alcohol tres veces destilado y rectificado, luego se procede a macerarlo con los sabores tradicionales como son: naranja, lima, café, horchata que tienen 30 grados de alcohol, la crema de leche que es una mezcla de leche con café y tiene 20 grados de alcohol; además se elabora el aguardiente puro sin macerar con 40 grados de alcohol.

Cuando inició este proyecto se vendían alrededor de 10 botellas, pero en la actualidad, Licores San Joshe se ha convertido en un proyecto familiar, en donde están involucradas muchas personas y  ahora producen 500 botellas al mes; la cantidad no es muy alta, pero Juan Carlos menciona que tienen el sueño limitado debido a que para mantener la calidad del producto no pueden producir demasiado; el valor por botella es de 12 dólares.

Por el momento es vendido en dos lugares de la ciudad, uno de estos es la Cooperativa Somos Loja, y ya cuenta con más pedidos dentro de la ciudad, así mismo a nivel nacional es vendido en Quito y Cuenca, para la ciudad de Guayaquil hicieron una introducción a la venta del producto y esperan ver si goza del agrado del público y tener más distribuidores.

Esta empresa también se dedica a la venta de Café, para ello se relacionó con una persona que lo produce, este se encarga de sembrarlo, cultivarlo y tostarlo, y Juan Carlos lo muele y lo prepara para la venta, este tiene el mismo nombre que los licores. El café San Joshe es de selección especial y tiene un valor de 5 dólares.

El apoyo que han recibido por parte de las autoridades ha sido fundamental para que licores San Joshe crezca, es así como el de la Corporación de Ferias de Loja los acoge por tercera vez en la 189 Feria de Loja, desde un principio participaron junto a la Cooperativa Somos Loja, que está integrada por 23 emprendedores, les costó mucho iniciar pero el año pasado ya se lograron posicionar y hacerse conocer, la expectativa para este año es muy alta, aunque el año pasado se elaboraron y vendieron alrededor de 700 botellas, y este año esperan vender más o menos la misma cantidad.

El objetivo para Juan Carlos Briseño, es lograr hacer un licor icónico de la provincia, que todo el Ecuador conozca que en Loja se elaboran productos adaptados a nuestras tradiciones; y que estos se conviertan en un souvenir para todo visitante que esté en nuestra hermosa castellana.

error: Content is protected !!