Redes sociales ¿medios de comunicación para distraer o aprender?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
¿Te gustó esto? Compártelo

Autor: G/S | @gusperio22

En la actualidad es muy común observar a cientos de personas (niños, jóvenes y adultos) enfocados en un dispositivo móvil, revisando o publicando a cada momento sus diferentes cuentas de Redes Sociales. Al parecer es un consumo excesivo y una rutina diaria.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) expone que de la población de 15.872.755 habitantes, el 6,81%, es decir, 1.081.620 habitantes utiliza Redes Sociales en el Ecuador, siendo el dispositivo de mayor uso el celular. Ante estos resultados, los datos demuestran que no estamos fuera de la rutina antes estipulada (consumo excesivo), es una realidad que está en nuestro país, nuestra provincia sigue variando cifras. Al indagar en internet, con las palabras claves “Redes Sociales”, y si le agregamos “Artículo Científico” para mayor veracidad, encontramos una serie de documentos que nos permiten conocer la relevancia de estos medios de comunicación y sus efectos negativos. Lo más prudente es examinar el aspecto negativo de estos medios, tal es el caso de la distracción que afecta a niños, adolescentes y adultos. Problemas ya identificados como: privacidad, exposición a contenidos inapropiados, cyberbullying, ciberacosadores, entre otros, son dolores de cabeza y preocupación para muchos de nosotros, el reto está en cómo podemos prevenirlos o evitarlos. La mayor corrección en la provincia es la comunicación y represión a niños y adolescentes pero a la práctica, estas forma de control se salen de las manos. La comunicación puede ayudar en algunos casos, pero no es suficiente a un mundo desconocido, libre de acceder y explorar, es contraproducente.

La posible solución está en las  REDES SOCIALES PARA LA EDUCACIÓN. Es lo paradójico de la distracción. Pero al hablar de educación estamos refiriendo en su mayoría a la planificación: análisis, formulación, programación, ejecución. Estas palabras son las alternativas que deberíamos ayudar a que aprendan a diferenciar los niños y adolescentes, incluidos adultos. La planificación es la oportunidad para el aprendizaje, la formación permanente y el desarrollo profesional en un escenario cada vez más frecuente de intercambio de experiencias, noticias y contacto personal. Solo así, podremos contrarrestar el consumo excesivo sin retroalimentación, es decir, educación.

Deja tu comentario

Loading...
Facebook Messenger for Wordpress