Productores realizan prácticas en laboratorio artesanal del MAG, en Calvas

Con el propósito de disminuir o eliminar la dependencia de fumigantes químicos en los cultivos, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en coordinación con el Instituto Tecnológico Superior de Cariamanga, realizan ensayos con la aplicación de trichoderma en cultivos de yuca, cebolla, maíz y hortalizas.

 

Este trabajo dura entre dos y tres meses, que es el tiempo del cultivo. En la actividad está involucrada la comunidad, porque los ensayos se desarrollan en los predios de los productores.

 

El trichoderma es un hongo muy común del suelo; también se encuentra en troncos caídos y estiércol; es utilizado en la agricultura como agente de control biológico debido a sus propiedades como biopesticida, biofertilizante y bioestimulante.

 

En el cantón Calvas, de Loja, el MAG tiene un laboratorio artesanal de producción de trichoderma, donde se realizan prácticas para mejorar la agricultura.

 

Patricio López, responsable de la Oficina Técnica de Calvas, manifestó que se está repotenciando el laboratorio artesanal de producción de trichoderma, que está ubicado en la Comuna Tabloncillo, en el sector Tablompamba.

 

El trichoderma tiene diversas ventajas como agente de control biológico, ya que posee un rápido crecimiento y desarrollo, además de que produce una gran cantidad de enzimas.

 

López explicó que la tolerancia del trichoderma a condiciones ambientales extremas y hábitat, donde los hongos son causantes de diversas enfermedades, le permiten ser un eficiente agente de control; de igual forma pueden sobrevivir en medios con contenidos significativos de pesticidas y otros químicos.

error: Content is protected !!