¿Por qué no les gusta contratar lojanos?

El lojano es muy querido fuera de su tierra, es valorado por su gran don de gentes, es apreciado por su trabajo fecundo, por su responsabilidad y preparación. Siendo inexplicable porqué no recibe iguales consideraciones en su propia tierra; además, lo inentendible, se muestra cuando el poco trabajo que existe en Loja es endosado a foráneos o extranjeros; lo inaceptable, encima de todo, es que, para ciertas autoridades, con desparpajo y desfachatez, “los lojanos son vagos”. De ahí el enigma a descifrar: ¿porqué a ciertas autoridades, no les gusta contratar lojanos?

Porqué para ciertos dignatarios se les ha vuelto un hábito, buscar contratistas de otros lugares, o porqué les apetece solo las grandes multinacionales asiáticas para pactar las megas obras, siguiendo el mal ejemplo de aquellos que hoy enfrentan mega conflictos por lo que mega se llevaron. Hay muchas respuestas que son comentadas a diario en los pasillos de las instituciones, que, siendo un secreto a voces, se va evidenciando en la prosperidad de los nuevos ricos que han pasado por algunas entidades, ya sea dirigiendo el sector público, sirviendo de mediadores o ejerciendo el papel de testaferros; pasando de chiros a “prósperos”, de humildes a aristócratas, de sencillos a extravagantes.

En muchos de los comentarios vertidos en la contratación pública, es común descifrar que no contratan a los lojanos, porque hay autoridades, que no se corren el riesgo de que luego los delaten por las coimas que les exigen, prefieren a extranjeros, que acaban la obra, se callan y se van; tampoco les gusta contratar trabajadores lojanos, porque están enseñados a irrespetar sus derechos: seguro, horas extras, vacaciones, el lojano sabe reclamar, es digno y no se deja humillar. Por eso buscan pretextos para denostarlos, autoridades que deberían ser ejemplo de respeto, y no visceralmente dejarse llevar por la incontinencia verbal, hablando barbaridades.

Sin caer en falsos localismos, si las autoridades entendieran que, contratando a los lojanos: se quedan los recursos en nuestra propia tierra; dinamizamos la economía de las familias lojanas; mejoramos el desarrollo de la ciudad y provincia; fomentamos trabajo y producción; comprenderían que han sembrado en tierra fértil, para que las futuras generaciones puedan cosechar sus frutos, y no ver como se desintegran las familias cuando se tienen que marchar, por falta de oportunidades laborales.

pavevaldivieso@hotmail.com