¿Por qué decimos que la consulta es tramposa y mañosa?

Estamos conscientes que el Consejo Nacional Electoral actuó sin contar con los requisitos constitucionales y legales correspondientes, constituyendo una franca y evidente violación no solo de normas legales sino también de principios y derechos constitucionales; violentando entre otros: el derecho a la Seguridad Jurídica contenido en el Art. 82 de la Constitución de la República del Ecuador y además los derechos de participación contenidos en el Art. 61 de nuestra Constitución, especialmente referente al numeral 2 ya que no se ha permitido a quienes se presentaron con “Amicus Curiae” -incluido el Gobierno- participar en el proceso de dictamen previo que la Corte Constitucional se encontraba llevando a cabo al momento de emitirse el decreto ejecutivo, más aún las preguntas que afectan la constitucionalidad y alteran la estructura del estado.

En el análisis semanal nos centramos en la pregunta 2; Para garantizar el principio de alternabilidad, ¿está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015?

La Corte constitucional el 31 de octubre de 2014 sentenció: “Resulta entonces que la limitación a candidatizarse de las personas que han ocupado un cargo público de elección popular y que han sido reelectas por una ocasión comporta una limitación no justificada a los derechos constitucionales de participación que poseen los candidatos que están aspirando a una reelección y el derecho a elegir de las personas toda vez que participar de dicho proceso eleccionario no genera a priori una determinación de que aquella persona va a ser reelecta, puesto que será el soberano quién determine a través del sufragio que aquella circunstancia opere. En ese orden de ideas, la propuesta de cambio constitucional permite viabilizar un ejercicio pleno e integral de los derechos de los electores, así como de las personas que pretenden ser electas nuevamente”.

La Corte Constitucional en su momento para viabilizar la enmienda constitucional fue para ampliar los derechos de participación, es así que también los jóvenes fueron beneficiados al permitir que pueden ser candidatos a la Presidencia de la República quienes cumplieran 30 años de edad, antes participaban quienes sean mayores a los 35 años. Si fuese volver al mal llamado espíritu de Montecristi propongan otra restricción, esta, en contra de los jóvenes.

Estamos claros que la Corte Constitucional no podía contradecirse, estaban obligados actuar basados en derecho y no como ciertos actores politiqueros, que actúan en base a sus intereses personales; por ello el informe previo que iba a ser tratado el 5 de diciembre de 2017 estaba la negatividad de viabilidad en ciertas preguntas, no les quedó que vía “decreto” violando el debido proceso convocar la consulta tramposa y mañosa, en complicidad con el Consejo Nacional Electoral.

Es importante aclarar que la Corte Constitucional jamás aprobó la mal llamada reelección indefinida, los periodos constitucionales estipulados continúan siendo de 4 años, debemos ser sensatos que esta pregunta es con dedicatoria porque les preocupa a ciertos politiqueros -incluido el gobierno actual-  que ante su inoperancia política, económica y social pueda postularse el ex presidente Rafael Correa Delgado y les derrote en las elecciones, les recordamos que el poder radica y es del pueblo.

Debemos tomar en cuenta que, esta propuesta aparte de ser ilegal, va en contra del Pacto de San José e intentan hacer esta propuesta de forma retroactiva, en derecho algo paradójico observado sólo en tiempos del pasado, cuando nombraron un presidente interino sin existir la base legal, fueron los mismos -cómplices-  por eso la consulta mal va.

error: Content is protected !!