No podemos regresar a la inestabilidad neoliberal

Es inevitable ocultar los conflictos políticos que se viene atravesando en el País, las consecuencias de esto, la pagamos todos y todas quienes habitamos aquí en nuestro Ecuador. Cuán importante sería que sigamos la ruta trazada por la Revolución Ciudadana, logrando que el mundo entero nos vea de otra manera a esos tiempos que nos gobernaban ciertos sujetos, que hoy, quien darnos clases de ética y moral

No todo es perfecto en la vida y eso lo vivimos a diario en nuestros hogares; sin embargo, los errores hay que enmendarlos y no porque uno cometa cierto error, por más grave que este fuese, vamos a satanizar a la familia entera. Que pague aquel que incumplió y sea sancionado, el resto a seguir.

Recuerdo cuando muchos ecuatorianos apoyamos al binomio Correa-Moreno, ellos nos hablaban de la Revolución Ciudadana, de cambiar radicalmente esa inestabilidad política que nos caracterizaba, que éramos un ejemplo al mundo a no seguir, lo lograron, se reeligieron gracias a un pueblo que veía y era consciente que se estaba transformando la Patria.

Con seguridad recordamos el caos político, económico y social como se iba destruyendo la Patria entera, como teníamos que huir de nuestra propia tierra, como se destruían familias enteras por diferentes aspectos, uno de ellos la migración que hasta hoy no hay la reagrupación familiar. Todo esto lo lograron aquellos gobiernos inconsecuentes con el pueblo, todos en complicidad ya que el TONGO Y REPARTO primaba, lo paradójico es que hoy quieren darnos clases de ética y moral quienes fueron partícipes de estos malos y corruptos gobiernos.

No podemos regresar a la inestabilidad neoliberal que nos causó tanto daño, entre todos ya logramos la transformación de la Patria entera, todos somos testigos de ello, incluida la oposición, ahora debemos avanzar, seguir ese camino de cambio profundo, corrijamos errores que sí hemos tenido, declinemos la sed de protagonismo de superación al otro con posiciones antagónicas y fortalezcamos el sistema democrático ecuatoriano, consolidando la economía para que no vaya a suceder que el riesgo país crezca negativamente y como consecuencia de ello, el mundo entero nos vuelva a mirar con ojos de inestabilidad política y económica. No podemos regresar a la inestabilidad neoliberal, el gobierno debe retomar el rumbo de estabilidad.

Convencidos que aún hay tiempo para redireccionar, para actuar en favor del pueblo con acciones que beneficien a todos, esto con trabajo constante y unidad, conscientes que NO PODEMOS REGRESAR A LA INESTABILIDAD NEOLIBERAL