Loja, La Policía nacional, Municipal e informales

No deja de llamar la atención como la mayoría de lojanos, somos bastante curiosos cuando se trata de un hecho fuera de lo común, y claro esta nos agolpamos, creamos tráfico, sacamos nuestros celulares y lo compartimos en las redes sociales, como noticia de último momento.

Con esto nos referimos al último incidente que tuviera como actor principal, a un elemento de la Policía Municipal y a los elementos de la Policía Nacional, y en medio de esta gresca un vendedor informal, que afirmando ser agredido, clamaba justicia, como es normal, ante semejante vejamen. Quienes mejor para poner el orden sino los elementos llamados a hacerlo, y de paso detener al elemento municipal, pero esto generó un debate acalorado en las mejores familias y hasta hoy no se ponen de acuerdo en lo referente al tema.

Pero, venga el análisis, modesto por supuesto y personal acerca de esto.

  1. Policía Municipal: ente encarado del orden de las urbes, con la finalidad de establecer únicamente el orden ciudadano en lo que refiere al comercio, como los mercados Y LLAMADOS A COLABORAR CON LOS ELEMENTOS DE LA POLICÍA NACIONAL Y EJÉRCITO.
  2. Policía Nacional: con cada uno de sus departamentos está llamada a precautelar el orden en general, con la finalidad de llevar una armoniosa convivencia ciudadana y evitar la transgresión de la ley. Cumplir y hacer cumplir la ley, entre los ciudadanos.

Pero en Loja, resulta algo extraño y no es de asombrarse que en la parte céntrica de la ciudad de Loja, que algunos buenos ciudadanos ya la llaman EL CASCO HISTÓRICO, son los elementos de la Policía Municipal y los de la UCOT (agentes civiles de tránsito) detengan a ciertos malhechores que en los puntos más concurridos, hacen de las suyas, y no apare ningún policía nacional, como coincidencia fatal. Sino, que desmientan los partes cuando los agentes civiles de tránsito entregan a los malhechores de una buena parte de casos de la ciudad.

También es indignante, como los elementos de la Policía Municipal (no todos), van a agraviar a los vendedores informales, sin tomar un solo protocolo. Fui testigo cuando de un carro de estos servidores públicos se bajó un conocido elemento, y pateó   a media calle un canasto de cebollas de una vendedora informal,  sin el menor ataque de conciencia. Los casos sobran.

Pero si quieren mi humilde opinión, ambos elementos están mal dirigidos, solamente por las autoridades que se espulgan cada uno, lo mal que hace el otro. Es lamentable, que las autoridades que no se llevan (y no digan que es falso) se hacen en sendas actitudes, ataques que terminan perjudicando al ciudadano Loja. Por supuesto me puedo equivocar y estoy dispuesto para dar la razón, si acaso la tienen, en el equívoco que puedo cometer.

Ya basta de actitudes ajenas a la lógica. Fueron creados para el servicio  al ciudadano. Que cada uno tiene su competencia, es cierto, pero, no por ello, sus principales hagan caso omiso de ciertas cosas. A Loja, le hace falta al menos en el Municipio, establecer protocolos frente a las actitudes de los ciudadanos que hacen ventas informales. Y en la Gobernación, establecer un verdadero equipo de trabajo conjunto. Así por lo menos habremos hecho de Loja, algo agradable, donde el chisme, la bulla y las redes no se llenen de comentarios, como los anteriormente suscitados.

error: Content is protected !!