El triunfo en México es un ejemplo a seguir

Pasadas las elecciones en México podemos concluir en que la lucha y la perseverancia, nos dan resultados positivos, sumado un equipo leal y la familia como pilar fundamental.
Se trata de un triunfo histórico y con un amplio margen que abre un nuevo ciclo para México; es la primera vez que triunfa la izquierda y que un candidato sobrepasa del 53% en el hermano País, pese a las injurias, calumnias, elucubraciones propias de la derecha en complicidad y satanización de la prensa “independiente” en contra del candidato López Obrador, la guerra mediática en contra del candidato era tal que lo identificaron con el socialismo del siglo XXI, el jamás negó, al contrario, manifestó primero los pobres de mi patria, de manera especial por los indígenas.
Conociendo como actúa la derecha no se descartaba un fraude, pero ante semejante triunfo no les quedó que aceptar la derrota, en esta ocasión era imposible no permitir que López Obrador sea el Presidente de México, un pueblo valiente se reveló y les dijo ¡BASTA!nosotros elegimos y decidimos, pese a la denunciada compra de votos que existía en la calle.
AMLO tiene cinco meses por delante para definir equipo que ejecute el plan de gobierno propuesto en campaña, “NO LES VOY A FALLAR” manifestó en su primera alocución y anunció que eliminará el cargo de primera dama que discrimina a la mujer, además que efectuará el trabajo en favor de los más necesitados del País muy en especial a los indígenas; en salud, educación, no va a subir la gasolina y que no gobernará para los ricos de México.
Ante la ola de persecución a los gobiernos y líderes progresistas que está dándose por los sectores oligárquicos que fueron topados por dichos Gobiernos, AMLO es la esperanza para el fortalecimiento del progresismo en Latinoamérica con la “la revolución de las conciencias” con la revolución es pacífica.
Esta victoria es nuestra, ahora con seguridad seguiremos el ejemplo de un pueblo que tomó una decisión sin dejarse amilanar por la derecha, por los grupos ilegales y por la prensa que intentaron acabar a López Obrador y su proyecto político, eso sí ahora México será parte del ojo del huracán mediático junto a Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba y todos los países en donde no gobierne la prensa con la derecha; sin embargo pronto el pueblo despertará como un vendaval y renaceremos sobre las cenizas de los traidores.
error: Content is protected !!