¿Cuál es la propuesta innovadora del anticorreismo?

Existe una animadversión hacia el Correismo basada en odio, rencor y con sed de venganza; es sumamente complicado entender que existan ciudadanos dedicados a denostar ese significativo adelanto, que es valorado por todos los organismos internacionales incluidos el FMI o el BID, cuando el Ecuador era absolutamente insignificante ante el espectro mundial antes de la Revolución Ciudadana. No podrán jamás los politiqueros y los medios de comunicación que buscan cualquier argucia para denigrar y opacar los logros alcanzados.
El haber logrado transformar la Patria, que los ricos estén en la calle protestando “defendiendo sus privilegios”; porque recordemos como se logró cambiar el sistema de recaudación tributaria; el que más tiene más paga y el que menos tiene menos paga y en muchos casos que no se pague absolutamente nada. Fue uno de los grandes logros de la Revolución Ciudadana, que las élites no nos perdonarán jamás.
Hemos vuelto al estado de facto, del interino del 1997, al de transición en el 2018, casualidad de la vida con los mismos actores de 1997, ahora incluyendo a los derrocados que sin pudor alguno se han alineado en la misma vereda, debemos resaltar la “gran” participación de los medios independientes que logran retomar sus empresas para los respectivos “lobby” en favor de y en contra de.
El denominador común de los anticorreistas es la “lucha contra la corrupción,” empiezan a darse cuenta que el pueblo ya no les cree su “discurso” y ahora crean personajes falsos e incluyen a sus seguidores para que apoyen la campaña de desprestigio a quienes defendemos la Revolución Ciudadana, basadas en insultos y calumnias quieren posicionar su “verdad,” llegan a tal punto que lo hacen con los medios que brindan espacios para hacer opinión. No tienen ninguna propuesta más que la diatriba.
Ya en las calles los ciudadanos discuten la veracidad o no de lo que se escucha u observa en los medios de comunicación, concluyendo que como son empresas privadas su sesgo lamentablemente será para quienes “auspicien” estos espacios de desinformación. “Aprendamos a leer periódicos, a oír radio, a ver televisión, no todo lo que se ve en los medios de comunicación social es verdad, hay mucha mentira, hay que tener una conciencia crítica para no ser juguete de quienes manosean con tanta falta de respeto la opinión pública” Monseñor Arnulfo Romero.
error: Content is protected !!