Cerveza artesanal, gana adeptos en Loja

Redacción: Andrea Pardo.

Santiago y Daniel Costa, en el año 2012, iniciaron con la elaboración de la cerveza artesanal, que hoy en día se expende en varios locales de Loja.

Esta gran iniciativa nace como un pasatiempo, que poco a poco  y al ver la gran acogida que tuvo le fueron cogiendo cariño. Su nombre se debe a que, el único lugar que tenían para la elaboración de las cervezas era el jardín de su casa que estaba lleno de yerba y flores.

Santiago Costa menciona que  la llamaron así  porque  se trató de romper paradigmas, haciendo entender a las personas, que de la mala yerba pueden nacer cosas increíbles.

Actualmente en la producción de la cerveza trabajan tres personas que han hecho de este gran emprendimiento no solo un sustento para vivir, si no que la consideran como su pasión; disfrutan explotar su elaboración para así cada vez crear algo nuevo y mejor, que encaje en el gusto de los lojanos.

Es por ello que cuentan con aproximadamente treinta sabores y estilos, esto depende de las diferentes temporadas que se presenten, en este momento se trabaja y comercializa algunos sabores, como una de color obscuro con sabor a café Lojano, otra de la misma contextura pero con sabor a cacao, así mismo una roja de romero,  que en el año 2016 ganó un concurso nacional de cerveza artesanal.

La elaboración de este producto es muy artesanal, e inicia al moler el grano, para luego mezclarse con el agua en una etapa llamada maceración en donde se extrae la encima y los almidones del grano. Luego se procede a una segunda etapa llamada “hervor”, que consiste en reposar y hervir los ingredientes anteriores y añadirle el lúpulo, que es una planta que se utiliza principalmente en la industria de la cerveza como saborizante y estabilizante, además de las especias, este proceso dura aproximadamente noventa minutos. A continuación, pasa por un enfriador de placas y un intercambiador de calor en donde se fermenta a 20 grados, ahí se añade una levadura que realiza el proceso en el cual se genera el alcohol y el CO2, luego de este arduo proceso se fermenta una semana y se la deja  alrededor de cuarenta días en donde ya se pulen sus sabores. Al terminar este proceso, se la envasa, y está lista para la venta, tiene un valor que varía entre los 2.50 y 3.00 dólares.

El esfuerzo y perseverancia que han tenido estos hermanos ha sido enorme, es por ello que ahora el mayor reto que tienen es gracias a la Corporación de Ferias de Loja que realiza la apertura en la 189 Feria de Loja, a la Asociación de Cerveceros Artesanos de la Región Sur, por eso, este año se estima llegar a producir y comercializar  un aproximado de 40 mil litros de cerveza artesanal.

El objetivo principal en estos momentos de Santiago y Daniel es  seguir distribuyéndola a nivel local, afianzarla en la región, sin prisa pero sin pausa. Si más adelante la situación mejora, Mala Yerba podrá distribuirse a otros lugares del mundo.

error: Content is protected !!